«Si no podemos viajar a la velocidad de la luz» de Kim Cho-yeop: ciencia ficción introspectiva e intimista

Esta antología de relatos de ciencia ficción supone el debut de la autora Kim Cho-yeop, a quien ya se la considera una de las mejores voces del género en Corea del Sur.

Nunca me gusta hacer sinopsis, más allá de introducir en pocas líneas la premisa de la que parte un historia, pero en este caso no voy a hacer ni eso. Es mejor meterse en cada cuento sin saber nada y dejarse llevar. En cada lector tendrán un impacto diferente, se pueden compartir sensaciones y hay críticas y mensajes que son evidentes, pero son relatos que dan mucho pie a la reflexión y a la interpretación individual, además, el hecho de que los finales no sean estrictamente cerrados ayuda a ello.

Son historias que no plantean nada que no se haya explorado ya en la ciencia ficción, pero es el enfoque que le da la autora lo que las hace tan sumamente especiales. Son cuentos profundamente intimistas e introspectivos que apelan a las emociones del lector. En especial, hay un elemento que para mí comparten todas las historias y es la mezcla imposible de melancolía y esperanza que desprenden. Y es que cada relato es un juego de contradicciones abordado con mucha sutileza e inteligencia, con profundidad y complejidad.


«Antes la separación tenía otro significado. Al menos nos quedábamos bajo un mismo cielo. Sobre un mismo planeta. Aun después de separarnos, respirábamos el mismo aire. Ahora ni siquiera podemos estar en un mismo espacio».

Extracto de Si no podemos viajar a la velocidad de la luz

Así como la autora se centra mucho en la exploración de la psicología de los personajes y de temas más sociológicos, en ningún momento descuida la parte científica y tecnológica. Es rigurosa y está bien desarrollada, en algunos cuentos más de pasada, pero en otros se entretiene bastante en esta parte, y esto hace que sea todavía más disfrutable. A mí esto es algo que me ha gustado un montón porque tiene su componente de ciencia ficción «dura», pero sin llegar a ser densa ni compleja de entender.

Por supuesto, como en cualquier antología, hay cuentos mejores y peores, pero puedo asegurar que todos tienen algo que hace que permanezcan en el lector de alguna manera. No hay ninguna historia que te deje indiferente, todas van a despertar algún tipo de emoción en ti.

La manera de narrar de la autora también es algo que hay que destacar, los cuentos tienen ese punto lírico que hace su prosa sea casi poética. Esa delicadeza a la hora de escribir junto con el resto de aspectos ya mencionados, vuelve a elevar la calidad de este libro.

En resumen, esta antología de cuentos de ciencia ficción ha sido para mí la gran sorpresa del año y una de mis mejores lecturas (desde luego, la más especial). No puedo hacer otra cosa que no sea recomendarla encarecidamente. Es un libro ideal tanto para los que amamos el género, como para aquellos que quieran acercarse a él.

Traducción de Joo Hasun
Planeta, 2022
Editado por Temas de hoy