«El nacimiento de un héroe», de Jin Yong: wuxia en estado puro

Una epopeya de fantasía en la China del siglo XII; una de las obras «wuxia» más importantes y emblemáticas.

Año 1200, China. El Imperio Song ha sido invadido por guerreros jurchen, y su capital y mitad de territorio yacen en el poder enemigo. En estas tierras los campesinos trabajan duro, mientras están sometidos al tributo anual que se les exige por parte de los vencedores. Si nos vamos a la estepa mongola, hay toda una nación de guerreros que está a punto de unirse al mando de un señor de la guerra: Gengis Kan.

Por otro lado, Guo Jing es un privilegiado; es astuto y ha sido entrenado en el dominio de las artes marciales, ha crecido y aprendido con el ejército de Gengis Kan, y desde que nació le prepararon para su destino. Ya en andanzas de cumplir con su objetivo, le veremos regresar a China y cómo su valor y su lealtad se pondrán a prueba en tierras llenas de peligro y traición.

Leyendas de los héroes Cóndor como cultura china

El género «wuxia» es un testimonio de la amplia variedad existente del fantástico que hay en Asia: historias que siguen las aventuras de jóvenes guerreros, de aprendices de artes marciales; criaturas legendarias y de otro mundo, con un gran recorrido por la cultura china. El nacimiento de un héroe es una de las epopeyas de género chino más popular y querida del siglo pasado —si no la que más—, puesto que esta saga de las Leyendas de los héroes Cóndor se publicó por primera vez en 1957 en forma de serie, cuya ambientación tiene lugar durante las Guerras Jin-Song del siglo XII, poniéndonos en el punto de mira a dos niños, hijos de aliados obligados a ser separados, que acabarán teniendo caminos totalmente distintos y radicalmente peligrosos para ambos.

La revista Time lo cataloga como el mejor libro de fantasía y acción histórica de todos los tiempos, además de ser considerada El señor de los anillos de China y un gran monumento cultural a nivel mundial. Este primer libro es una combinación de fantasía histórica y aventura heroica repletas de creatividad, con un gran fondo mitológico. En China estas obras se publicaron en una trilogía, pero en la versión USA se ha traducido en cuatro volúmenes (A hero born, A bond undone, A snake lies waiting, A heart divided —este último estará publicado el próximo 24/08), que será la edición que tendremos en España de la mano de Salamandra y que sería el final de dicha trilogía, quedando en cuatro volúmenes el original: Leyendas de los héroes Cóndor.

Xu Daoning, 1049.
Zona de pesca, con vistas a las tierras de arado.
Pintura china del siglo XI.
Académico en el prado.

Las Guerras Jin-Song: contexto histórico para leer a Jin Yong

Jin Yong se ha basado en una gran cantidad de historias de la cultura china, narrando desde diferentes puntos de vista —sobre todo desde el punto de vista de los maestros—, explorando, explicando y exponiendo por qué se elige pelear, por qué hay que actuar con honor y tener en cuenta los lazos que nos unen. Combinando personajes tanto reales como ficticios, se conoce muchísima información sobre las Guerras mencionadas, y es que en esta novela, en El nacimiento de un héroe, no faltarán traiciones, encuentros inesperados, suspense y, entre tantas otras hazañas, lecciones para el combate. Una narración que desde su primer capítulo estará llena de tensión, con invasiones inesperadas y muertes trágicas que marcarán el futuro de la obra; esposas obligadas a vivir lejos de su tierra natal, maridos en paradero desconocido, hijos que nacerán y crecerán con un objetivo diferente al que se les tenía planeado. Página a página, el lirismo de Jin Yong, la belleza y la delicadeza con la que describe los pensamientos de sus protagonistas y cómo relata los acontecimientos, parecerán un cuento, una leyenda que se cuece a fuego lento, dejando ver una composición literaria que remite a la epopeya, pues sus páginas contienen hazañas legendarias, orígenes secretos —y desvelaciones—, en pura tradición épica.

Ilustraciones interiores de El nacimiento de un héroe

Las Guerras Jin-Song (1125-1234) sucedieron como una serie de conflictos entre ambas dinastías chinas. Las tribus jurchen, tras rebelarse a sus señores, declararon la formación Jin y se aliaron con la dinastía Song para combatir a su enemigo común: la Liao; Jin prometió a Song devolverle las seis prefecturas del norte de China, dominadas por la Liao desde el 938, pero los fracasos militares de la dinastía Song más la ardua y ágil victoria de los jurchen, hizo que hubiese reticencias a ceder ese terreno. Tras negociaciones incontables, y el fracaso de todas ellas, los jurchen atacaron a los Song en el 1125 enviando dos ejércitos: uno a la capital de Song, Kaifeng, y otro a la ciudad de Taiyuan.

Todos estos enfrentamientos dieron fruto a desconfianzas, a cambios culturales y demográficos, así como los asedios o la primera aparición de las armas de fuego: la lanza de fuego. Con el siguiente contexto histórico, podemos pasar a las dinastías protagonistas de El nacimiento de un héroe, y así leer a Jin Yong con más conocimiento.

Las dinastías Jin y Song: ¿aliados que pasan a ser enemigos?

En los siglos XII-XIII se produjo una presión desde el norte por parte de los mongoles hacia los Jin, lo que les hizo huir con el capital hacia Kaifeng, pero estas tierras estaban dominadas no solo por el Imperio mongol, sino también por Ugedei Khan, el tercer hijo de Gengis Kan y de sus aliados: la dinastía Song del sur; el periodo histórico del Imperio Song se dividió en dos etapas: los del norte y los del sur. Con los primeros, Song controlaba la mayor parte del interior de China, asentándose en la ciudad norteña Bianjing; con los segundos, referidos a la pérdida del norte por parte de los Jin, Song tuvo que retirarse hacia el sur, posicionándose en el río Yangtsé, asentando su capital en la ciudad de Lin’an, dominando así la mayor producción de tierras agrícolas, gran parte de la población china, y dando invención a nuevas tecnologías e ideas para enfrentarse al enemigo; todo esto bajo el mandato de los Jin, a quienes pagaban una deuda para evitar el saqueo o la invasión.
Los mongoles, unidos a los Jin, intentaron atacar a Song, pero este ya estaba preparado, pues gracias a la ayuda de la pólvora pudieron repudiarles. Más tarde, los mongoles, que vencieron a los Jin y se quedaron con las tierras del norte, mantuvieron cierta relación con los Song del sur. Pero tras ser proclamado Kan como emperador de China, los mongoles vencieron y el Imperio Song cayó, dando nacimiento a la dinastía mongol Yuan.

Caballería pesada del Imperio mongol.
No solo se usó el arco para evitar el combate cuerpo a cuerpo, sino que también cargaban contra las tropas enemigas a lomos de los caballos y usaban arcos.

Quién fue Jin Yong: el gran novelista chino

El gran novelista de wuxia, muy influyente en China, pero no en el resto del mundo, fue un aporte canon para la literatura china moderna, calificándole como el mayor escritor épico, el que mejor supo describir el alma de las artes marciales. Sus numerosas novelas, llenas de peleas en tabernas, lugares exóticos de la China ancestral o enigmáticos secretos en las dinastías, han vendido más de trescientos millones de ejemplares e incluso consiguieron ser adaptadas a la pequeña pantalla, a videojuego y a la gran pantalla; tanto las páginas como las adaptaciones representan lo más importante del autor: una ambientación tan fantástica como histórica y emblemática, presentando conocimientos y costumbres de la tradición china, así como la lucha contra la injusticia, formando una legión de lectores, convirtiendo sus escritos en lo que es Don Quijote de la Mancha para la literatura española —y posteriormente para la literatura universal—, o lo que El señor de los anillos para el siglo XX y la tradición folclórica anglosajona, siendo, finalmente, un autor de novela polifónica en el que se ve su realismo literario.

Según algunas críticas, la escritura de Jin Yong…

«La obra de Jin Yong ha pasado en Oriente de generación en generación, de modo que nutre lectores de todas las edades. Para los adultos son cuentos, mientras que para los niños son mitología. Cualquiera que añore la inocencia tras alcanzar la madurez debe leer sus novelas».
Yan Lianke

«Jin Yong explora temas absolutamente atemporales: el bien frente al mal, el amor frente al sacrificio, la naturaleza frente a la educación, el honor frente al engaño».
Ian White, Starbust

«La obra de Jin Yong, en el mundo de habla china, tiene más o menos la misma difusión cultural que Harry Potter y Star Wars juntos.»
Nick Frisch, The New Yorker

Si te has quedado con ganas de más, visita este artículo del blog ¿Quién vigila al Dr. Ender? donde te presenta a Jin Yong.

Leyendas de los héroes Condor, I
Salamandra, 10/06/2021
Edición rústica con solapas
Traducción del inglés de Andrea M. Cusset